abr
19
2021

Último momento

Un libro propone conocer jugando el arte rupestre de la Cueva de las Manos PDF Imprimir E-Mail
viernes, 26 de febrero de 2021
Image Por iniciativa del Centro Municipal de Cultura de Perito Moreno, “Manos de viento. Un viaje a Cueva de las Manos” propone una excursión creativa inspirada en esas expresiones artísticas de nuestros antepasados.

En “Manos de viento. Un viaje a Cueva de las Manos”, el artista multifacético Istvansch plasmó una serie de historias inspiradas por el arte rupestre que se encuentra en el Sitio Arqueológico Cueva de las Manos, en Perito Moreno, Santa Cruz, Patrimonio Cultural de la Humanidad declarado por la Unesco.

Nacido en España pero desde muy pequeño radicado en la Argentina, Istvansch Schritter es ilustrador, diseñador y escritor, y ha publicado más de 80 libros en Argentina, México, Francia, España y Suiza.

En la búsqueda de acercar desde otro lugar la historia, el Centro Municipal de Cultura de la localidad de Perito Moreno se contactó con Istvansch. “Querían algo que pudiera difundirse, en principio dirigido a los chicos por lo que me invitaron a conocer. “Ir fue como un sueño cumplido. Realmente fue una experiencia única e inolvidable. Recorrí las cuevas y fue iluminador”. El autor recuerda que en la escuela primaria en Santa Fe fue consciente de esas pinturas “como la gran representante argentina y americana del arte rupestre. Nunca había podido viajar, y siempre la había tenido presente.”

“Con todo ese revoltijo de ideas. En mi estudio me puse a trabajar y se me ocurrió hacerlo a través del ‘teatrino’ como estrategia original”. Es que Istvansch no es un ilustrador de libros común. La manera en que combina diferentes elementos del lenguaje escrito y visual, ha hecho de él un personaje especial y un autor reconocido de libros para niños y jóvenes.

Entonces, “Manos de viento” es un libro con fotos de un teatrino con 30 telones intercambiables, que es el escenario donde los chicos pueden conocer e imaginar las historias protagonizadas por más de cien “títeres de palito”, hechos con figuras que reproducen aquellas que fueron pintadas por nuestros antepasados. “A mí me gustan mucho los libros ‘objeto’, que pueden jugarse. Aunque tengan su formato formal de libro. Que despierte para algún lado, que sea de acción lúdica, donde el cuerpo del lector tenga que interactuar con el cuerpo del libro”.

En un principio se realizó una tirada pequeña de 200 ejemplares para las instituciones de la ciudad. Istvansch volvió entonces al noroeste santacruceño para presentarlo y dar otro taller con la misma gente con la que había estado unos meses antes enseñando sobre arte y dibujos, pero ahora focalizando con el libro. “Fue una experiencia increíble -recuerda- porque las cosas que vio la gente del lugar, su patrimonio en el libro, ¡yo no te puedo explicar! –se entusiasma- porque fue como la prueba de fuego de si el libro funcionaba o no”.

Animado por el buen recibimiento que tuvo la obra, decidió que sería una publicación que abarcaría el país. “Con el acuerdo de la gente de Cultura del municipio y la editorial ‘Arte a Babor’, que es una editorial donde yo ya tenía un libro y que se especializa en libros de arte para chicos, sentí que era ‘EL’ lugar para publicarlo. En la editorial se entusiasmaron muchísimo y acá está la publicación final que ya está entrando a distribuirse y viajando, de hecho ya una persona me dijo por el Facebook "Voy a cueva de las manos", conectado por el libro”.

El formato del libro no es solo para niños y niñas, aclara: “Lo pensé también como un desafío para los grandes. Pude trabajar con un arqueólogo y con el guía del lugar. Gente que sabe un montón”. En base a esto, hay un montón de datos “sobre las cuevas, las pinturas rupestres, los estudios específicos que están puestos muy estratégicamente en el libro como para que cualquiera se haga preguntas, no solo los chicos, los grandes también”.

“Siempre busco un lector activo. Que se vea obligado a poner el cuerpo, a darlo vuelta, a tener que manipularlo, llevarlo de arriba para abajo porque el libro propone excederlo”, expresa Istvansch. “Manos de viento. Un viaje a Cueva de las Manos” es un libro de esos. Una experiencia completa que a través de sus páginas transmite el espíritu de aquellos artistas primitivos, en una región que sigue contando historias a quienes la visitan.

 
< Anterior   Siguiente >

JoniJnm.es
 

Sindicación

 

Deportes

El triatlón rionegrino se mide en Mendoza

article thumbnail Con el acompañamiento del Ministerio de Turismo y Deporte el seleccionado provincial de triatlón viajó este viernes a la copa argentina de triatlón sprint y competirá este domingo en busca de la...

Otras Noticias
 
View My Stats