sep
23
2021

Último momento

Cueva de las Manos: arqueología y desarrollo local PDF Imprimir E-Mail
martes, 27 de julio de 2021
Image La región es desde hace tiempo un ejemplo virtuoso de lo que la arqueología puede ofrecer para los acontecimientos históricos que forjaron ricas expresiones culturales y cómo esta revaloración aporta al desarrollo local.

El sitio Cueva de las Manos se encuentra en el área del Alto Río Pinturas en la provincia de Santa Cruz. Además, incluye aleros y farallones con presencia de pinturas rupestres que evidencian una ocupación integral del área por parte de los pueblos originarios a lo largo de 10 mil años.

“Son varios los equipos de investigación que trabajan en el noroeste de Santa Cruz en los últimos 40 años y casi todos se conectan con el equipo inicial que trabajó en Cueva de las Manos. Conocemos ahora más sobre muchos temas” explica la arqueóloga María José Figuerero, profesora adjunta en la Facultad de Filosofía y Letras (IA). Junto al área de Turismo de Los Antiguos encararon la recopilación de datos que permitiera responder algunas de las preguntas que surgían a partir del trato con los visitantes.

A partir de sus propias investigaciones y aquellas de otros equipos, se ha podido conocer sobre la antigüedad y la presencia de los antiguos pobladores en la región a lo largo de los últimos 10-11 mil años, las distintas porciones del paisaje que han sido ocupadas, así como las orillas de lagos y ríos, los valles y cañadones, las mesetas, las zonas de estepa, pero también las de bosque sobre la cordillera. “La naturaleza de ocupación de estos lugares es diversa, algunas más prolongadas o reiteradas, otras más efímeras. Ambas pueden tener presencia de arte o no”, detalla la arqueóloga.

La Meseta del lago Buenos Aires, poco accesible o inhóspito, fue regularmente habitada en el verano durante los últimos 3000 años. “Hay muchos artefactos, todos hechos con las rocas traídas desde lejos, y destinados a la caza y al raspado en la preparación de los cueros de los animales cazados. Lo sobresaliente es la abundancia del arte grabado en las paredes y bloques caídos de las paredes de basalto que brindaron reparo contra el viento, explica.

- ¿Cómo es el trabajo de los arqueólogos?

- Nuestra base o punto de llegada es la localidad de Los Antiguos. Allí hicimos variados trabajos de colaboración con la Municipalidad. Nuestro equipo es chico, los que entran en una camioneta con equipamiento y comida. Nos desplazamos por varios días al campo dónde solemos hacer base en alguna estancia amiga. El trabajo puede ser de recorridos a pie para relevar sitios o materiales expuestos en la superficie o quedarnos en un lugar para hacer las excavaciones arqueológicas y puede ser excitante cuando estás activo y encontrás algo, también tedioso cuando es rutinario o hay algún percance. Para mí, compartir el trabajo de campo es una parte muy linda de la investigación.

Uno de los principales aportes que hacen los arqueólogos es recopilar conocimiento sobre los períodos de los que no existen datos escritos. El equipo realiza estudios que tienen como eje conocer los tipos de actividades humanas de subsistencia, como saber sobre la talla de herramientas de piedra, los recursos cazados y consumidos o sobre el uso de plantas.

Por ejemplo, la confección o mantenimiento de las herramientas para la vida diaria no estaba limitado a los lugares con reparo o de vivienda. “Registramos, medimos y fotografiamos en el lugar los artefactos descartados en las orillas del lago Columna hechos con rocas locales y otras que trajeron de más de 100 km de distancia. Nos indican la presencia humanaba en el territorio, los lugares transitados, dónde habían estado y qué actividades realizaron”, explica.

- ¿Cómo es la relación de los hallazgos arqueológicos con el público que visita la zona noroeste?

- El único sitio de la región habilitado apropiadamente para una visita organizada es la Cueva de las Manos. La disposición de un sitio implica asegurar su protección. Para que las visitas sean de provecho, es importante contar con la preparación previa de los visitantes en centros de interpretación o museos en poblados cercanos, y sumar una adecuada explicación de parte de los guías que conducen las visitas. Son muchas partes las que se ponen en juego.

Los estudios en Cueva de las Manos demostraron que hay siglos enteros en que no estuvo ocupado y “momentos en que toman relevancia otros lugares, como Cerro de los Indios a unos 100 km de lago Posadas”, indica la científica. Además, mediante el rastreo en cientos de kilómetros del uso de ciertas rocas para hacer sus herramientas, los arqueólogos comprobaron “que había conexión entre distintas poblaciones de la región”. La arqueóloga, explica que “los aleros solían ser seleccionados como lugar de vivienda o campamento por el reparo que brindan y tal vez también por estar cercanos a otros lugares o recursos que los indígenas deseaban acceder. El alero excavado sobre el río Jeinemeni fue habitado en varias oportunidades entre los 4200 y 480 años atrás”

El deslumbrante cañadón donde está ubicada la cueva, alberga a numerosas especies de fauna y flora. En la cuenca del Pinturas se encuentran dos sitios muy importantes, el “Alero Charcamata” y la “Cueva Grande” del arroyo Feo (al noroeste y norte de Cueva de las Manos), y decenas de sitios menores, desperdigados por toda la cuenca.

- ¿Cuál es la devolución de los turistas?

- Los visitantes a la región vienen curiosos por conocer algo más de la presencia de los antiguos habitantes de la zona, más aún en la localidad de Los Antiguos. El mismo nombre dispara ese interés. Pero, además buscan algo del pasado: Quiénes eran, dónde vivían, qué comían, son todas preguntas acerca de pueblos que consideran inexistentes, pero ignoran que las comunidades indígenas aún están presentes”.

La creación del Parque Provincial Cueva de las Manos ha garantizado la preservación de los vestigios de diez mil años de presencia humana en la zona, adecuando el acceso público con una experiencia de visitación cuidada y de calidad. Toda la Cuenca Media e Inferior del río Pinturas ha sido declarada Paisaje Natural y Cultural en 2014, producto de un plan de manejo para salvaguardar sus valores patrimoniales, culturales, y donde se estableció una superficie que incluye los bienes más importantes y representativos del patrimonio arqueológico. Con lo relevado, pudieron colaborar con la Secretaría de Turismo e incorporar estos aspectos en las audioguías de la RP 41 disponibles en la web. También participaron de la elaboración de un guion para un centro de interpretación proyectado en Los Antiguos, cuyo temática será las comunidades originarias de la provincia.

El trabajo de los arqueólogos, no es solo sobre el pasado o el presente, sino también, sobre el futuro, para que las próximas generaciones sepan de dónde vienen. El recorrido por estas rutas nos hace testigos de la historia y fortalece nuestro sentido de pertenencia a una sociedad. Un lugar de disfrute y un destino turístico excelente para mostrar y fomentar su preservación.

 
< Anterior   Siguiente >

JoniJnm.es
 

Sindicación

 
 
View My Stats